lunes, 5 de junio de 2017

Un pequeño tejo de Juan Liñares (II)

Habíamos dejado el tejo preparado para llevarlo a los talleres con Luis Vila en la Kingii Bonsai School, concretamente al del mes de febrero de 2016...



Así estaba antes del taller... El resultado, después de un alambrado y selección de ramas, no podía ser más prometedor, aún en la maceta original, con el propósito futuro de cambiar ligeramente el ángulo de plantación.



Como era buena época, decidí trasplantarlo. Pero no todo es lo que parece, y había unos tres o cuatro centímetros de tronco bajo el nivel del sustrato que, junto con una raíz que no me atrevía a cortar todavía, dificultaban la plantación en una maceta más adecuada, que tampoco tenía en aquel momento.



Esta primera prueba no me convencía, debido a esos centímetros de más, por lo que tuve que enderezarlo hacia la derecha,



En mayo de ese año, 2016, se notaba la buena recuperación y lo bien que le había sentado el trasplante


Y en julio tuve que desalambrar, pero no volví a alambrar de nuevo. Estaba en una fase muy temprana de formación y no era necesario hasta el siguiente invierno, con lo que algunas ramas modificaron levemente su posición




En los talleres de invierno de este año lo volví a llevar para que Luis Vila hiciese las correcciones oportunas, y parece que va en buen camino, como se aprecia en la imagen de abril pasado...








5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. De lo que era a lo que es no me quejo con el resultado jejejjj...
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Parecia imposible sacar nada ,pero con buenas manos y buenas ayudas , un cambio magnifico , un ejemplar con un gran futuro .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La maceta estropea mucho el conjunto, pero para el próximo trasplante se solucionará, y con una maceta más baja y pequeña creo que ganará mucho.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Y las manos de Luis Vila son de artista... Todo el mérito es suyo, el mío regar y abonar...

      Eliminar